Únete a mis redes


Liderazgo natural

De

EL LIDERAZGO NATURAL Por: Douglas Donaire

    douglasdonaire@hotmail.com

El liderazgo se adquiere a través de la experiencia en determinada labor que desempeñe una persona, el líder goza del respeto donde quiera que se pare por que refleja domino de lo que hace y seguridad al hacerlo, sin embargo no cualquiera es líder, ser líder exige conocimiento practico, por ejemplo; cuando un bombero va por la calle sin uniforme sin que nadie pudiera imaginar que es bombero y en esa calle se presenta alguna situación de emergencia que amerite auxilio medico sin que nadie lo mande o lo elija este asume de manera inmediata el liderazgo de tal situación y todos los presentes en el sitio de los acontecimiento se sienten con el deber de obedecer y colaborar, obviamente estamos hablando de alguien seguro de lo que esta haciendo, lo mismo sucede en las comunidades cuando alguien que domina un poco el miedo escénico y es capaz de decir ante cualquier persona, institución o publico en general el sentir del colectivo de tal comunidad se convierte en un instrumento de ese colectivo para cubrir sus necedades o resolver sus problemas, allí nace un líder. El líder se olvida de su función, utiliza su liderazgo para manipular y se vuelve indivualista, cayó en el error, inevitablemente pierde credibilidad, el respeto y por ende el liderazgo. Es Así como líderes van y líderes vienen. En tiempos de grandes revoluciones en un mundo tan convulsionado parece que ser líder es la opción que muchos ven para resolver sus problemas individuales, politiqueros de oficios hacen de las masas un botín muy codiciado siendo que estas le otorgan poder y riquezas que el seudo-líder no esta dispuesto a compartir con ningún colectivo. En tal sentido se hace necesario un liderazgo natural con principios éticos y filantrópicos con criterios humanistas y socialistas. Para construir tal liderazgo debemos introducirnos en el mundo interior del individuo, el liderazgo natural no pasa de moda, no queda olvidado, por que es un liderazgo permanente. Como quiera que el móvil de estas reflexiones no es otra que la revolución de la conciencia, insistiremos en estas líneas en el punto cero de la revolución de la conciencia (el individuo) Si no somos capaces de tener un orden en nuestra estructura psicológica y asumir un liderazgo natural sobre nosotros mismos en modo alguno veremos a ese líder natural que estamos buscando Mientras sigamos subordinados a nuestros desordenados caprichos andaremos como un tronco arrastrado por las corrientes del Orinoco, sin rumbo fijo andaremos por la vida anhelando cosas, codiciando ideales inalcanzables, es urgente asumir el liderazgo en nuestro mundo interior para proyectarlo al mundo exterior que necesita abrirse paso de esa oleada de seudos-dirigentes que siendo esclavos de sus errores prometen libertad a los pueblos, que siendo dependientes de su egoísmo prometen autonomía y que siendo ciegos pretenden guiarnos, es inaplazable la tarea de un nuevo liderazgo que debemos cultivar en el punto cero de la revolución de la conciencia.